Sinopsis

En una pequeña cala cerca de Marsella, en pleno invierno, Angèle, Joseph y Armand vuelven a la casa de su anciano padre. Es el momento de descubrir qué ha quedado de los ideales que les transmitió su progenitor, del mundo fraternal que construyó en este lugar mágico
Tres hermanos vuelven a encontrarse en una casa junto al mar, el restaurante familiar de la juventud, convocados por las raíces, la vida y la muerte. Con este planteo inicial, La casa junto al mar del director francés Robert Guédiguian se abrirá, en la segunda parte, a la cuestión inmigratoria.
“Mientras frente a nuestras narices y con nuestras complicidades pasa el terrorismo, la inmigración ilegal, los refugiados o la especulación inmobiliaria, parece que no sucede nada, que el instante se detiene. Puro espejismo. El paso del tiempo se presenta inexorable y referencias básicas de Guédiguian como Antón Chéjov o Yasujirō Ozu se hacen patentes en los infinitos días perdidos mientras que se buscaba, dentro de la sencillez y camaradería, la “gran ilusión” del cambio del mundo. Una utopía que se ha quedado en eso y ha derivado en un individualismo atro” El Espectador imaginario
“El cine de autor sigue siendo un espacio de libertad muy fuerte. Y hay que mantener eso a cualquier precio”. Sostiene Guédiguian

107 min

Director: Robert Guédiguian

Reparto: Ariane Ascaride, Jean-Pierre Darroussin, Gérard Meylan, Jacques Boudet, Anaïs Demoustier, 

País: Francia

Año: 2017